¿Por qué los pájaros duermen de pie y no se caen?


La mayoría de las aves duermen acurrucadas en algún lugar oculto, pero hay algunas que duermen de pie, agarradas sobre una rama y sin caerse

Quien no recuerda algunas de sus aves durmiendo agarrado del palo de su jaula, con el plumaje inflado y  hasta la cabeza resguardada entre las plumas.
Lo hacen gracias a un mecanismo anatómico. Sus muslos tienen un tendón flexor que pasa por delante de la rodilla, por detrás del tobillo y se extiende por las garras. Duermen de pie porque no les cuesta ningún esfuerzo!!!
 
Cuando las aves se posan, el propio peso del animal le obliga a flexionar las patas, como consecuencia se tensan los tendones y las garras se cierran. Para que no hagamos una idea grafica se fijan como una pinza de la ropa.
Duermen de pie porque no les cuesta ningún esfuerzo y  deben estar siempre preparadas para salir huyendo lo más rápido posible. Nuestras aves en su medio salvaje viven generalmente en un entorno desprotegido, donde los depredadores aprovechan cualquier descuido para atacar.

Los flamencos y otras aves zancudas, como las cigüeñas también duermen de pie, sobre una pata generalmente dentro del agua. Para sostenerse sin realizar esfuerzo de pie sobre una pata mientras duermen utilizan un mecanismo distinto al de nuestras aves: encajan las articulaciones, se quedan bloqueadas y la pata queda rígida.
Estas aves no descansan sobre una pata para huir con más facilidad de los depredadores. La verdad es que a los flamencos les cuesta más alzar el vuelo cuando estaban apoyados sobre una pata, que con dos. Si no lo hacen para regular su temperatura corporal. Duermen sobre una pata para perder la mínima cantidad posible de calor.  Por este motivo resguardan la pata desnuda bajo el plumaje. Por eso,  en verano… cuando no hace frío suelen dormir más a menudo sobre dos patas. (Si tenéis posibilidad fijaros)

Otras aves como los patos y los gansos a veces reposan sobre una pata, probablemente por la misma razón. Ellos no tienen un mecanismo de bloqueo de la articulación así que lo consiguen con equilibrio. Cuando estan con esa postura no descansan del todo, para conseguir dormir profundamente se acurrucan en algún lugar resguardado.
También hay aves que duermen mientras vuelan, como los vencejos o las gaviotas. Realmente no duermen volando, descansan disminuyendo las funciones cerebrales al mínimo, de esta manera mantienen activas las funciones de planeo para no caer al mar (velocidad, dirección, altura, dirección del viento y otros ajustes mínimos).

Hay otras aves con un dormir más curioso. Los loriculos o loritos murciélagos son un tipo de loros asiáticos pequeños de no más de 15 centímetros, que duermen boca abajo como los murciélagos o como frutos en un árbol.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Copyright © 2011 Casa del Diamant

Diseñado por Casadeldiamant